Saltar al contenido
ADN Millonario

3 “entrenamientos” para “noquear” la timidez.

4 marzo, 2019

Para las personas tímidas se les hace más difícil poder entablar una conversación de forma fluida y natural. Les consume mayor energía poder dirigirle la palabra a una persona desconocida.

Por otro lado, para poder incrementar las probabilidades de éxito es necesario el networking, conocer y conectar con gente nueva, por lo tanto es muy importante poder aprender a comunicarse con éxito. No obstante, para que usted aprenda a superar esas dificultades hay estrategias que le permitirán “noquear” de una vez por todas.

A continuación, le dejamos tres entrenamientos para “mandar a la lona” a su timidez y dar ese salto de calidad en su superación personal.

#1 Busque sentirse liberado

Antes de entrar a una reunión en donde habrá gente desconocida o en cualquier otra situación en donde será necesario comunicarse con una persona nueva, tómese 30 segundos para no pensar en nada y estar en total tranquilidad y paz consigo mismo. No piense en que lo estarán juzgando por hacer eso, quizás lo ganan, pero eso no importa. Tomarse ese tiempo le ayudará a entrar en un estado anímico óptimo para tratar, por primera vez, con otras personas.

#2 Enfoque la atención en su cuerpo

Salga de su cabeza y preste atención a su cuerpo. Tony Robbins dice que el cuerpo tiene la capacidad de manejar las emociones. Pruebe, abra los brazos, póngase erguido, infle el pecho y mire hacia arriba. ¿Se siente mejor?, ¿funciona verdad? Entonces, si va a iniciar conversaciones con nuevas personas podría mejorar su postura corporal, gesticular y sonreír más, saludar con más expresividad e intensidad.

#3 Anclaje

Luego de haber hecho lo anteriormente recomendado, busque de inmediato hablar con alguien antes que regrese a su estado emocional previo. Aquí se puede apoyar en una de las enseñanzas del libro “Cómo tener más amigos e influir sobre las personas”. A todos nos gusta hablar de nosotros mismos, por lo tanto, propicie o incentive a que su interlocutor hable de sí mismo y escúchele.

Cuando comience a hablar con alguien nuevo, pregunte por él, a qué se dedica, si tiene familia, cuáles son sus pasatiempos. Si le fuera posible, identifique lo que le apasiona y dirija en esa dirección la conversación. Vaya matizando la charla con nuevas preguntas y verá como aflorarán habilidades de comunicación que usted no sabía que tenía.

Facebook Comments