Saltar al contenido
ADN Millonario

Cuando sientas que vas a rendirte, piensa en por qué empezaste

11 febrero, 2020

Una de las causas principales de abandono es la frustración. La gente no sabe cómo controlarse a sí misma cuando las cosas no van bien y, en la mayoría de casos, se cansan y terminan por patear el tablero y dejarlo todo.

Una historia que es oro puro (literal)

En el libro “Piense y hágase rico” de Napoleon Hill, se narra la historia de R.V. Darby y de su tío. Todo ocurrió cuando en los Estados Unidos se vivía el auge de la “fiebre del oro”. En esa época, casi cualquier persona podía conseguir una licencia para ir al oeste a explorar y abrir una mina. Darby junto a su tío estaban decididos a encontrar oro.

Luego de tanta búsqueda, lograron hallar una veta de precioso metal. Sin embargo, no contaban con la maquinaria necesaria para extraerlo. Por ello, decidieron esconder su hallazgo y volver rápido a su pueblo para contarles a sus amigos y familiares la gran noticia. A ellos les pidieron prestado el dinero con el que iban a comprar las máquinas.

Darby y su tío volvieron a la mina para comenzar con la extracción del oro. Días felices eran para ellos. La extracción no se detenía. Ya se imaginaban siendo ricos y disfrutando de la vida. Pensaron que con algunos pocos carritos de mineral iban a poder pagar todas sus deudas y después todo el oro sería para ellos.

Al cabo de unos días, la maquinaria dejó de extraer oro, pues la veta se había terminado. Frustrados y sin saber qué hacer, decidieron rematar todas la máquinas a un chatarrero por unos pocos dólares.

El chatarrero, más hábil y preparado que Darby y su tío, contrató un ingeniero que hizo los estudios correspondientes en el suelo de la mina y pudo determinar con sus cálculos que la veta de oro volvería a aparecer un metro más abajo.

¿Cuánta gente se rinde cuando ya le falta poco para lograr lo que busca?

Hay tantas personas que no comprenden que el camino al éxito está lleno de frustraciones. Las cosas no salen siempre al primer intento. A esto hay que agregarle la falta de preparación. Darby y su tío se lanzaron a emprender en la minería sin conocimientos previos. No tenían experiencia y ni siquiera hicieron consultas con algún experto que los oriente.

En cambio el chatarrero, que sabía de maquinarias pero no de  minería, se lanzó a buscar un ingeniero que le guíe. Teniendo la información y preparación necesaria, se fue a excavar y consiguió millones en oro.

Si lo que quiere es extraer oro de su mente y de la vida, prepárese. Aprenda todo lo que pueda sobre lo que desea emprender. Prepárese a usted mismo para que controle sus impulsos y no abandone ante el primer problema. Si no sabe o comprende algo, busque a los expertos, pero no se quede en la ignorancia.

La falta de preparación le puede hacer abandonar el éxito cuando está a un metro de alcanzarle. En cambio, a una persona bien preparada, siempre le llegan las mejores recompensas.

Facebook Comments