Saltar al contenido
ADN Millonario

El agradecimiento trae abundancia; la queja trae pobreza

5 febrero, 2020

“La queja sólo te lleva a la pobreza y la gratitud te conduce a la abundancia”. Esta expresión encierra una gran verdad: La gente agradecida es la que más atrae el éxito. Y aunque esto no tenga explicación científica, es un hecho que podemos ver en la realidad. Es una ley de vida.

Inexplicablemente, cuando la gente agradece lo mucho o poco que tiene, comienza a recibir más y más. Por el contrario, las personas que sólo viven quejándose, lo único que les pasa es que se van quedando cada vez más pobres. Las desgracias comienzan a llegar a sus vidas y todo aquello a lo que le temen les comienza a perseguir.

Andar quejándose por todo le amargará la existencia. Si lo que hace es enfocarse en las cosas negativas, entonces no podrá ponerle atención a todo lo bueno que tiene en su vida. Por ejemplo, hay gente que se queja que le falta dinero, pero tienen un tesoro enorme, pues tienen una gran familia que los ama. Otros se quejan del lugar en donde viven, pero no dan las gracias porque al menos duermen en un techo seguro y su mesa está llena de comida. También hay gente que les molesta algún aspecto de su cuerpo, pero no sienten gratitud por tener salud. No son conscientes de que otras personas podrían estar deseando tener lo que ellos desprecian.

No se vaya usted a confundir

Aquí no le estamos diciendo que sólo dé las gracias y se conforme con lo que tiene. Nada de eso. Lo que queremos que entienda es que necesita aprender a vivir en gratitud para que pueda disfrutar en plenitud de las cosas buenas que tiene en su vida.

Además, tampoco debe confundir gratitud con conformismo. Puede usted dar gracias de tener al menos una choza como vivienda, pero tiene que salir a trabajar para poder construir una casa más segura. Quizás su trabajo le pague el mínimo, no obstante debe ser gradecido y comenzar a preparase para buscar un mejor empleo o negocio que le pague más.

Quizás esté pensando que decirlo es más fácil que hacerlo; sobre todo si está lleno de deudas o quebrado. Pues tiene razón, no es sencillo. Le tomará algún tiempo cambiar esa actitud por una más positiva y de gratitud, pero si no comienza a hacerlo, le aseguro que su vida sólo irá cambiando, pero para mal.

Sea agradecido con lo que ya tiene mientras persigue sus objetivos. Si no es agradecido por lo que ya posee, ¿qué le hace pensar que sería feliz con más? Le dejo esa pregunta para que reflexione.

Facebook Comments