Saltar al contenido
ADN Millonario

El ahorro no es progreso

14 agosto, 2019

Estoy convencido que desde hace mucho tiempo atrás, usted ha oído la expresión “ahorro es progreso”.

Seguramente, sus padres o personas cercanas le han querido inculcar el hábito del ahorro. Han querido que usted busque maneras de pagar por lo que necesita a un bajo precio. Bueno, eso tiene sentido. ¿Por qué habría que gastar de más? “Guarda pan para mayo” quizás también le decían sus padres.

Pero, ¿qué tan cierto es que el ahorro significa progreso? He visto mucha gente que se la pasa ahorrando, comprando todo barato. Tienen un límite de gastos y se enorgullecen de no andar metidos en deudas. Pasan los años y ellos siguen viviendo así, sin cambios en sus finanzas. El ahorro extremo está en su ADN.

No obstante, sepa usted que ahorrar no es sinónimo de progresar. Ahorrar es un paso de muchos que se necesitan para prosperar. Si en lo único que piensa es en no gastar de más, no habrá espacio en su mente para pensar en cómo ganar más. Las mentes pequeñas se conforman con cuidar sus monedas, pero no se preocupan por aprender a fabricar billetes. Todo su enfoque y energía va hacia no terminarse lo poco que tienen.

¿Qué ocurría “antiguamente” con el ahorro?

En épocas pasadas, el plan maestro del ahorro funcionaba. Incluso podía llegar a su jubilación con los bolsillos llenos y con la tranquilidad de una vejez con solvencia económica. Actualmente, eso es un sueño bonito, pero en la mayoría de casos, la gente retirada apenas y le alcanza para vivir. ¿Conoce jubilados que pasan por esa situación y tiene que depender económicamente de los hijos u otros familiares?

¿Qué hay que hacer para cambiar esa realidad?

El ahorro por sí solo no aporta mucho. Entonces, lo que se tiene que hacer es aprender a invertir lo ahorrado, a multiplicarlo. Si sus padres no le dieron formación financiera o empresarial, no se lance a invertir en negocios que no entiende. Si usted carece de habilidades de negocios, su primera inversión debe ser en obtener esa educación. Sea usted la primera piedra de la prosperidad familiar. Edúquese, invierta en usted mismo. Cuando comience a educarse financieramente, también comenzará a ver oportunidades que antes no podía ver con esa mente sin entrenamiento.

Formar la mentalidad empresarial y de éxito es un proceso que puede ser que le tomará tiempo. Todo lo que valga la pena en esta vida es a largo plazo y es ahí a donde debe apuntar. El sacrificio de hoy será el progreso y la alegría de mañana.

Facebook Comments