Saltar al contenido
ADN Millonario

Emprender es para un selecto grupo, no para todo el mundo.

18 enero, 2019

Emprender es un estilo de vida, una manera de ver el mundo. Es difícil y como todas aquellas cosas que son difíciles, pocos podrán realizarlas, aunque muchos quieran hacerlas.

Mientras que en el mundo del empleo existe saturación, ósea hay un exceso de oferta de mano de obra profesional, en el mundo del emprendimiento siempre hay espacio para los que quieran entrar en serio. Mientras que la competencia entre empleados es brutal, entre empresarios no competimos, sino que competimos contra nosotros mismos para ser una mejor versión cada día.

No se vaya a confundir. No es la misión de este texto tirarle barro al empleo, pero bajo las condiciones del mundo actual, no creemos que trabajar para alguien sea la mejor opción para obtener libertad financiera y vivir la vida de la manera en que siempre la soñamos.

Si usted nunca ha emprendido y está pensado en hacerlo, seguramente lo que le contaré a continuación le será de gran ayuda. Le diré algunas cosas que verá en el emprendimiento y algunas características que debe usted poseer para tener éxito en los negocios.

El emprendimiento está lleno de riesgos: Si usted le tiene pavor al riesgo, no creo que emprender sea su camino. Todo emprendedor asume riesgos, algunos más que otros, pero un emprendedor sabe que se tratan de riesgos calculados y posee un plan para obtener lo que busca. No es un iluso que piensa que todo saldrá bien sólo por ser positivo, sino que trabaja con buena actitud este o no el viento a favor.

La incertidumbre es el pan de cada día: Cuando una persona inicia un negocio, puede llegar a un punto en donde no tiene certeza ni a corto plazo de lo que pasará. Quizás un día no tenga idea de cómo pagará la planilla dentro de una semana o, posiblemente, no sepa si contará con el dinero necesario para comprar productos. El emprendedor es un bombero que busca soluciones todo el tiempo, no para de “apagar incendios” y aunque no tenga certeza de cómo hacer que algo suceda, busca la manera y lo hace.

Si no tiene paciencia, mejor quédese en su empleo: Hay emprendedores que no ven más que pérdidas durante años y luego por fin pueden ver ganancias. No se desesperan y se mantienen en su visión. Si usted espera obtener dinero rápido, la mejor opción es buscar trabajo. Ahí le pagarán cada semana, quincena o mes. En los negocios, los grandes cheques tardan en llegar.

Si no está dispuesto a trabajar más que los demás y ganar menos que ellos, entonces el título de empresario le queda grande: La mayoría de personas tiene la idea de que los empresarios tienen la cuenta del banco llena solamente porque iniciaron su negocio. ¡Qué gran error! La gran mayoría de emprendedores casi ni se paga a sí mismo en sus inicios y trabaja más que cualquiera de sus empleados.

Un emprendedor necesita una coraza: Cuando comience a emprender, le van a llover críticas, cuestionamientos y hasta comentarios mal intencionados. Ir en contra de lo establecido hace que aparezcan muchos detractores, inclusive algunos de ellos son nuestros familiares. Pues, usted deberá hacer caso omiso a esas palabras y mostrarse fuerte. Si se pone sentimental, porque papá o mamá le están cuestionando, no emprenda y no pierda dinero ni tiempo. Dedíquese a otra cosa. Todo emprendedor sabe controlar sus emociones o aprende en el camino para no dejarse sabotear por críticas ácidas de otros.

Podría darle más información de este tipo, pero el artículo se haría un libro. Así que, sépalo: emprender no es para todos, sólo para un selecto grupo.

Facebook Comments