Saltar al contenido
ADN Millonario

Fútbol y Figuritas: La historia de los Panini y el imperio que crearon.

8 diciembre, 2018

¿Cómo nacieron los álbumes Panini? En 1945, Italia era azotada por la feroz guerra. Ya en ese momento, había parado el fuego y a don Umberto Panini se le despertó el gen emprendedor que suele aparecer en los momentos de crisis, instalando, junto a su hermano Benito, un puesto de periódicos y revistas. Eligieron como punto de partida un lugar frente a la catedral de Módena sin tener idea del imperio que estaban fundando.

Luego de la misa, la gente se reunía en el quiosco de los Panini, en donde los productos más populares fueron las historietas y las revistas de fútbol. Con el tiempo, el negocio dio frutos y pudieron convertirse en dueños de una empresa de distribución de periódicos. Sin embargo, hacía falta algo más para inmortalizar su apellido. Algo que los deje por siempre en la historia.

En 1960, la empresa Carnivale de Milán fue declarada en banca rota. Se dedicaban a vender álbumes y láminas, pero no fueron capaces de despertar interés en sus clientes. Llenar un álbum lámina por lámina era un trabajo tedioso, pero a los Panini se les ocurrió la idea de que podían vender láminas adhesivas y que estuvieran envueltas en sobres. Luego compraron la empresa a un precio por debajo de su valor real.

Eran principios de los años sesenta y para lograr vender sus álbumes optaron por reavivar la pasión italiana por el fútbol. Así que sacaron en 1961 una colección sobre el campeonato italiano. Con un acto de fe, los hermanos Panini esperaban no haberse equivocado. Para buena fortuna de ellos, acertaron: en el primer año, se vendieron quince millones de láminas. Gracias a la modernización de su empresa, pudieron empaquetar hasta cuatro calcomanías y hacerlas autoadhesivas a partir de 1971.

Coleccionar el álbum Panini se convirtió en una especie de ritual sagrado desde el mundial de México 70 hasta la actualidad. Con ello, los Panini se volvieron en los emperadores absolutos de los álbumes de estampitas. La mascota de la marca, Pipino el cruzado, es todo un ícono para los coleccionistas de dicho álbum en todo el mundo.

Facebook Comments