Saltar al contenido
ADN Millonario

Tu verdadera libertad financiera depende de cómo viviste en tu prisión mental.

7 diciembre, 2018

Cuando se tratan los temas de finanzas personales, se toca con frecuencia la idea de la libertad financiera. Básicamente, ese tipo de libertad es la capacidad para generar ingresos de forma residual, a tal punto que todos nuestros gastos puedan ser cubiertos y no tengamos la necesidad de trabajar. Algunas personas confunden ese concepto con la idea ser millonarios, pero son cosas distintas. No obstante, esta vez no quiero profundizar en lo que es la libertad financiera, sino en el paso previo a ella.

Esta etapa previa es la de la creación, y lo que he visto es que muchas personas quieren vivir en “libertad” cuando aún no han creado nada. Tienen un estilo de vida poco austero. Viven en su propio engaño.

Curiosamente, crear libertad implica vivir en una presión antes. El tiempo que vas a vivir en esa prisión lo determinas tú y que tan veloz te vuelvas para generar los resultados. Serás juez y sentencia para ti mismo.

La creación de tu libertad necesita que limites la libertad que ya posees. Vas tener que dejar de salir a fiestas, aunque tengas el tiempo y recursos para hacerlo. Tendrás que gastar menos en ropa y usar la que tienes durante más tiempo, aunque tu tarjeta de crédito te pida que vayas a comprar. Vas a tener que decidir ver menos a tus amigos, porque tendrás que estar en casa o en tu oficina trabajando todo el día en aquello que has decidido emprender. Tu familia te pedirá que pases más tiempo con ella, pero deberás negociar, exponer tus razones y hacerles entender que el desequilibrio que haces será temporal y que si te va bien también será beneficioso para ellos y, si no lo entienden y no te quieren ayudar, pídeles que no te detengan y que se sienten a mirar como lo logras.

Pero, quiero volver a lo que mencioné antes: hay personas que no quieren abandonar su libertad por un tiempo. No seas como ellos. No vivas derrochando tiempo y dinero cuando eso es justamente lo que necesitas ahorrar para invertirlo en tus sueños y en el trabajo que harás para lograrlos. No te dejes convencer por lo que dicen que viven en libertad, pero no saben lo que es el progreso, pues se mantienen viviendo de la misma forma con el pasar de los años. Tú puedes ser diferente. Tú sí sabes como se logra la verdadera libertad.

Asume tu “sentencia de cárcel” como una etapa gloriosa en donde vas a tener limitaciones, pero que una vez logres salir de ahí, podrás disfrutar de una libertad total que pocos en esta vida llegan a crear.

Facebook Comments