Saltar al contenido
ADN Millonario

Los hijos siempre sufren con la separación de sus padres.

29 julio, 2019

Actualmente, se ve con mayor frecuencia que las parejas se separen, algo que años atrás era muy raro de encontrar. Sin embargo, al margen de lo que sea mejor para las parejas, no se puede tapar el sol con un dedo: Una separación puede causar un fuerte golpe en el desarrollo psicológico de los hijos pequeños y, en ocasiones, estas consecuencias no tienen remedio.

A diferencia de un hijo adulto, los niños no pueden asimilar el proceso de la separación de sus padres con la misma madurez. Ellos llegan a sentir de algún modo que son abandonados y estas malas sensaciones pueden perdurar hasta su etapa adulta.

Los niños pueden reaccionar de diversas formas al ver a sus padres separarse, y aunque se les ayude a sobrellevar el proceso, en algún momento aparecerá algún tipo de conducta que no es habitual o común en ellos.

Por ejemplo, los hijos pequeños pueden pensar que sus padres se divorcian por culpa de ellos. Quizás porque se han portado mal o no obedecieron las órdenes que en algún momento les dieron. En otros casos sienten que son abandonados por sus padres, lo cual los lleva a un estado de depresión e incluso pierden el interés por actividades que antes les eran gratificantes.

En otros casos, los niños podrían tener más conciencia de la situación que están viviendo y buscan la manera de propiciar que sus padres se vuelvan a juntar. Tratan y tratan de lograr que ellos se unan nuevamente, pero todos sus intentos desesperados no tienen éxito. Eso los lleva a sentirse frustrados.

Además, la vida escolar de los hijos se verá afectada por la separación. Será inevitable apreciar que su rendimiento en la escuela se vea perjudicado, ya que estarán envueltos en un mar de emociones y de inestabilidad que impedirán que puedan rendir en un nivel alto.

Si usted está pasando por una separación y tiene hijos pequeños, tiene la responsabilidad de darle todo tipo de atenciones a ellos. Una separación no libera a los padres de dicha responsabilidad, sino que la amplifica, ya que en esa situación son sus hijos quienes más están expuestos a los efectos negativos del divorcio y necesitan más protección. Atención y cariño es algo que nunca les debe faltar.

Entre las cosas que usted puede hacer para ayudar a sus hijos a superar el proceso de separación están las siguientes:

  • No ignore sus opiniones cuando ellos se expresen sobre la separación. Busque entenderlos y comprender su punto de vista.
  • Sea siempre amable y use palabras correctas.
  • Evite discutir delante de los niños ni tampoco haga comentarios o críticas sobre su pareja cuando ellos estén presentes.
  • No los haga parte de los temas legales. Eso se debe arreglar en pareja.
  • Nunca los culpe sobre la separación. Los hijos no llegaron al mundo por voluntad propia, así que si ellos llegaron a esta vida, fue para aumentar la felicidad de la pareja y no para separarlos.

Si usted está teniendo problemas para superar su separación, busque ayuda profesional de algún terapeuta experto en ese tema. No use sus hijos de consejeros ni como apoyo emocional. Ellos ya tienen su propia lucha. De ser necesario, toda la familia debería ir a una terapia para ayudarles a superar con éxito el proceso de separación. No es sencillo pasar por todo eso, pero tampoco tiene que llegar a ser una etapa de sufrimiento eterno.

Facebook Comments