Saltar al contenido
ADN Millonario

Las mujeres con hijos pequeños también pueden emprender.

28 noviembre, 2018

Una mujer puede llegar a cumplir varios papeles dentro de su familia. Madre y esposa son los más usuales, pero también puede convertirse en “gerente del hogar” y velar porque todo funcione bien en casa. Sin embargo, en estos tiempos, esos roles ya no hacen sentir a las mujeres que han llegado a su máximo potencial y buscan lograr algo más allá que sólo ser amas de casa.

En la actualidad, un grupo importante de la población femenina ha optado por conseguir un trabajo y aportar a la economía del hogar, aunque también es sabido que cuando toca el momento de la maternidad, muchas de ellas prefieren dejar el trabajo para darle todo su tiempo a sus hijos y verlos crecer. No obstante, ¿es totalmente cierto que trabajar es incompatible con la función de madre?

Valgan verdades, que trabajar de forma dependiente para una empresa ajena va a limitar la libertad de una madre para poder otorgarle atención a sus hijos, pero en esta Nueva Economía, hay alternativas que permiten que una mujer no descuide a su familia y además pueda aportar ingresos a su hogar. Por ejemplo, puede abrir un negocio en su propia casa.

Hacer de su casa un local para su emprendimiento puede darle ventajas como manejar sus tiempos a voluntad, velar por sus hijos al mismo tiempo que trabaja, no depender económicamente de un jefe o de un esposo, trabajar en algo que le gusta o manejar el ritmo de trabajo según su ritmo de vida.

Las siguientes pautas te servirán para poder convertirse en una mamá emprendedora con tu propio negocio:

#1 Aprende bien cómo gestionar tu tiempo.

Deberás ser consciente de que el tiempo es un recurso limitado. Por ello debes aprender a usarlo con sabiduría para que puedas cumplir tus funciones en el hogar con tu familia y tu negocio. Opta por tener una agenda para anotar y ordenar tus actividades diarias sería ideal. También te serán de utilidad tener todo tipo de material para recordar y organizar tu vida y tus ideas como pizarras y alarmas, por ejemplo.

#2 Correr la milla extra

Tienes que saberlo, no será nada sencillo. Crear un negocio desde cero, así sea desde la comodidad de su hogar, implica una gran cantidad de esfuerzo que pocas estarán en condiciones y dispuestas a hacer. Los negocios no están listos de un día para otro y se asemejan a un bebé: en el inicio, necesitan mucha atención y recursos. En algún momento, tu negocio se debería hacer independiente y usted también.

#3 Debes sentirte apasionada por tu negocio

Si vas a iniciar un emprendimiento, ya sea fuera de casa o dentro, debes asegurarte que sea un negocio del cual te puedas enamorar. No tiene que ser perfecto, pero si debes sentir que disfrutas lo que haces a pesar de lo agotador que pueda ser ese trabajo. Este es un punto muy importante, ya que, de no ser así, tus probabilidades de fracaso se van a incrementar considerablemente. Llevar un negocio que no disfrutas podría agotarte tanto que no podrás seguir con el proyecto, perderás dinero y el tiempo invertido.

Facebook Comments