Saltar al contenido
ADN Millonario

Prohíben, legalmente, el uso de pirotecnia para proteger a los animales.

29 diciembre, 2018

El negocio de la pirotecnia es altamente rentable durante las fiestas de fin de año. Casi no hay lugar en el mundo en donde no se haga uso de fuegos artificiales para recibir la Navidad y el nuevo año en medio de una fiesta familiar o con amigos. No obstante, hay una situación que no se puede ocultar en media de estas festividades: lo que para algunos es diversión, para otros puede ser dañino.

Es de conocimiento popular que los animales son los grandes perjudicados durante las fiestas de fin de año. Ellos tienen los sentidos mucho más sensibles que los nuestros, es por ello que los sonidos de los fuegos artificiales les puede llegar a producir terror, ansiedad, taquicardias, pánico, entre otros efectos adversos.

Se han reportado casos en donde algunos animales han muerto a causa de paros cardiacos por el miedo a los sonidos producidos en el uso de pirotecnia. En otros casos, sobre todo en las mascotas, huyen de sus casas buscando refugio y luego se pierden y ya no saben cómo volver.

Está de más decir que, adicional a todo lo anterior, se debe tener en cuenta los peligros para la salud física de quienes los usan y la gran cantidad de contaminación que se produce en el medio ambiente.

No obstante, ya se están haciendo campañas para concientizar a las personas para que eviten el uso de pirotecnia. Aunque, este es un proceso lento, pero que ya está teniendo resultados.

En la ciudad italiana de Collecchio, provincia de Parma, se ha dictado una ley que prohíbe la pirotecnia tradicional con sonidos fuertes, pero que sí permite el uso de fuegos artificiales sin sonido con la finalidad de evitar tanto daño a los animales del lugar. Las autoridades han puesto por encima de la diversión y la fiesta, la integridad de las mascotas y demás animales silvestres.

Además, esta medida ha sido tomada como oportunidad por la empresa fabricante de fuegos artificiales Setti Fireworks. Ya que, han diseñado productos pirotécnicos que no tienen sonido, pero que aún así conservan sus juegos de luces. Además, los hacen al gusto del cliente, pues las luces que sueltan sus productos son personalizadas, o sea las imágenes de luz que aparecerán en el cielo serán los que el cliente pida.

Sin duda, esta medida marca el primer paso hacia un cambio en el futuro de las fiestas de fin de año y en la vida animal de cada lugar en donde se realice una festividad.

Facebook Comments