Saltar al contenido
ADN Millonario

Puedes vender y mejorar los inventos que otros crearon y ganar más dinero que ellos

30 noviembre, 2019

Muchas personas piensan que si tienen una buena idea, una idea excelente, podrían lograr tener un negocio y ganar mucho dinero. En realidad, esto no funciona de esa manera. Si miramos algunos ejemplos de empresas conocidos o de personas que tienen éxito en los negocios, notaremos que, raras veces, ellas han inventado la idea que dio origen al negocio.

Algunos ejemplos para aclarar el panorama

Miremos a Apple y a Steve Jobs. Él no fue quien inventó las computadoras ni los celulares, pero con esos productos pudo ganar millones, al punto que se ha convertido en una leyenda de los negocios. Aún después de muerto, su negocio sigue facturando y avanzando. Podemos encontrar otro ejemplo en el negocio del calzado. Puma y Adidas no fueron los primeros en hacer zapatos para deporte, pero con esos productos ellos pudieron ganar mucho dinero. Ambas marcas han logrado fama y éxito gracias al calzado.

¿Qué tan importantes son las ideas?

Ya en este punto podemos decirle que más importante que la idea es la forma en cómo usted la ejecuta y la convierte en un negocio real. No importa quién es el autor de la idea, incluso es posible que el autor de una idea estupenda nunca se atreviera a darle vida. Lo realmente importante es la ejecución. Si la idea ya ha sido usada, usted está en capacidad de ejecutarla mejor que esas otras personas y tener la certeza de que está invirtiendo en una idea que sí funciona. Eso, obviamente, hace que usted corra menos riesgos al emprender.

Retomemos el ejemplo de Steve Jobs. En el mercado de esa época, ya había otras computadoras. Entonces, ¿qué tenía de diferente la computadora de Apple? Pues la respuesta a esta interrogante es que la computadora de Jobs era más sencilla de usar que las computadoras que usaban Windows. Su sistema operativo simplificaba su uso. Además, tener una computadora de Apple no era solamente poseer mejor rendimiento, sino que también tenían un diseño hermoso y elegante. Evidentemente, esto cautivó la atención de sus clientes.

Del ejemplo de Puma y Adidas se puede decir que ellos tomaron como estrategia pagar a personas reconocidas, mayoritariamente deportistas famosos, para que usen sus productos en público. A mayor reconocimiento tenía la persona que usaba sus productos, mejor reputación obtenían las marcas y podían aumentar sus ventas. Esos ingresos los reinvirtieron en mejorar la calidad y diseños de su calzado deportivo.

Ni Apple, ni Adidas, ni Puma son autores de sus ideas de negocio; sin embargo, tienen éxito mundial por la forma en que las ejecutaron.

Entonces, ¿qué hacer?

Si nunca antes tuvo una idea extraordinaria, pero tiene la habilidad o los medios para ejecutar las ideas de otros, podría usted llegar a tener más éxito del que se imagina. Por otra parte, si pasa todos los días buscando tener una idea excelente, entonces es poco probable que llegue a encontrar alguna que le lleve a ganar dinero. Lo que se ha demostrado en la práctica, es que la mayoría de los inventores pasaron años para crear una buena idea, pero cuando la obtuvieron ya no tenían la capacidad para ejecutarla y alguien más aprovechó la idea y se hizo rico con ella.

Por lo tanto, solamente las ideas no hacen a nadie rico. Lo que lleva a las personas a la riqueza es su capacidad para ejecutar las ideas.

Facebook Comments