Saltar al contenido
ADN Millonario

Si no eres feliz con nada, menos lo serás teniendo todo.

19 julio, 2019

Existe una falsa idea de felicidad. Aquella que viene de las cosas, de lo externo. Esa felicidad efímera que dura tan solo unos días o quizás sólo unas horas y luego se va sin que la podamos retener.

Hay personas que se la pasan imaginando lo feliz que serían con una casa nueva y más grande en un barrio fino, con el auto del año o con una cuenta de banco  de seis cifras o más. Cruda realidad la que conocen cuando logran todo eso y no consiguen ser felices. La alegría les dura sólo un tiempo y luego regresan a su mismo estado de ánimo, regresan a su antigua vida. Se siente vacíos a pesar de tener lo que tanto desearon.

Sepa usted que la verdadera felicidad no viene de las posesiones, no viene del dinero, del buen vestir o de la posición social. La verdadera felicidad viene de adentro de usted. Debe aprender a ser feliz sin nada. No les de poder a las cosas materiales para que ellas decidan cuándo es feliz y cuando no. Es usted quien debe dirigir su felicidad.

No confunda lo que aquí le decimos con dejar de lado sus finanzas y la construcción de una vida libre de carencias materiales. Lo que buscamos decirle es que el dinero es importante, pero no tiene el poder de darle la felicidad verdadera (aunque pueda imitarle muy bien).

Hace un tiempo, conocí a un joven que se esforzó duro por progresar. No tenía apoyo familiar y nadie daba un duro por él. Eso no lo desanimó y se puso manos a la obra en su negocio. Todos los días durante un año trabajó 16 horas diarias y logró prosperar. Comenzó a hacerse cargo de los gastos del hogar, pero siempre albergó un resentimiento por no haber tenido apoyo de su familia. Se sentía orgulloso de haber logrado todo solo, pero de alguna manera se desquitaba ese resentimiento apoyando ahora a la gente que le negó la ayuda. No supo controlar sus impulsos negativos cuando no tenía nada y ahora que le iba mejor, seguía arrastrando esos malos sentimientos del pasado. No era feliz ni antes ni después. Luego de un tiempo corto, sus finanzas empeoraron y tuvo que volver a comenzar.

Debe encontrar maneras de sentir verdadera felicidad sin depender de cosas o situaciones externas. Se encuentra la felicidad siendo mejor hijo, mejor esposo o mejor padre. Hay felicidad en cultivarse como persona, en educarse. Se es feliz cuando se aprende a ayudar y compartir con quien lo necesita y lo merece. Se es feliz cuando se hace lo que se ama. Hay felicidad en muchas partes alrededor de usted, pero es trabajo suyo encontrar esas fuentes de felicidad verdadera.

Facebook Comments