Saltar al contenido
ADN Millonario

Suiza: El país donde los políticos ganan lo mismo que un carnicero.

4 febrero, 2019

La fortaleza económica de Suiza no es ningún secreto para el mundo. No por nada tienen un papel fundamente en la economía mundial y son famosos por su bancos y grandes reservas de dinero. También posee el tercer lugar en el ranking de países con mejor desarrollo en el mundo, sin embargo, en su sociedad hay una particularidad que podría considerarse como una fantasía para muchas sociedades: La clase política gana menos que un maestro de escuela.

En una entrevista hecha a Guy Mettan, diputado y expresidente del Parlamento de Ginebra, se pudo conocer que él por poco y llega caminando al Poder Legislativo. En Suiza, lo políticos no tienen un vehículo oficial a su servicio y mucho menos una cochera de uso exclusivo para ellos. Sin embargo, en ocasiones especiales pueden hacer uso del servicio de trasporte público para llegar a desempeñar funciones públicas. Eso es lo más cercano que tienen a un chofer personal. Así han sido los últimos 18 años como diputado para Mettan.

En la región de Ginebra (en Suiza), se puede apreciar que el desempleo es bastante bajo. Es tanto el interés por reducir esas tasas de desempleo que para evitar que sus diputados estén sin trabajar (y para que puedan obtener los ingresos necesarios para vivir) se ha acordado que las sesiones parlamentarias sean terminando la tarde. De esa forma, el trabajo privado y las funciones públicas de cada parlamentario suizo no se verán afectadas por cruce de horarios.

Para los políticos en el país de los relojes perfectos, la palabra beneficio no existe en su diccionario laboral. Los diputados no tienen beneficios para vivienda, no poseen jubilación, están impedidos de tener parientes trabajando para ellos. Apenas y tienen un cupón de comida al día equivalente a 40 dólares (y ese dinero es realmente poco teniendo en cuenta que Ginebra es una de las ciudades con el costo de vida más elevado del planeta).

El tema salarial no es precisamente similar al que tienen muchos otros políticos de diferentes países. En Ginebra, apenas y pasan de 4000 dólares al mes y esto es siempre y cuando asistan todos los días laborales al Parlamento. Si faltan, se le descuenta como a todo trabajador. Quizás para países en vías de desarrollo 4000 dólares puede ser un sueldo de ensueño, pero en Suiza, ese salario es comparable con lo que gana un mecánico o un conductor de camión. Lo más parecido al sueldo de un diputado es lo que gana un carnicero.

Retomando las palabras de Mettan, se puede citar lo siguiente:

“En Suiza, la política es considerada como una participación popular”, dijo. “Es un sistema de milicia, es decir, no es un sistema profesional, estamos obligados a tener un empleo paralelo, de tener una profesión paralela, no se puede vivir con esa indemnización”.

Facebook Comments